jueves, 10 de septiembre de 2009

Magnificat


Diez de septiembre, celebración del día de Nuestra Señora de las Maravillas en todo el orbe católico.

Me ha dado por investigar un poquillo (wikipedia, sus enlaces y poco más) por aquello de conocer más sobre Su advocación. Resulta que la advocación de las Maravillas está basada en el Magnificat, que es un canto y oración que proviene a su vez del evangelio de Lucas, y reproduce las palabras que María dirige a Dios cuando visita a su prima Isabel, madre de Juan el Bautista y esposa de Zacarías: "Todas las generaciones me llamarán bienaventurada, porque ha hecho en mi maravillas el Poderoso".

En la busca y rebusca, he dado con la imagen de un cuadro, la Virgen del Magnificat, del destacado maestro renacentista Italiano Sandro Botticelli. Se conserva en la Galería de los Uffizi, de Florencia (Italia). Está realizado al temple sobre tabla y datado en 1481.

Si os fijáis en el cuadro, en el brazo de la Virgen está el Niño, que observa a la madre, mientras con la mano izquierda aferra una... GRANADA (símbolo de la Resurección con toda seguridad).

Madre mía, sin Dan Brown se diera cuenta de esta coincidencia tendría para seis novelas. Me veo que los de la ilusión acabamos convertidos en una suerte de "iluminatii capillensis" o grandes mestres del "Priorato del Darro", con el propósito de lograr el poder mundial a través de la trabajadera.

Sirva como curiosidad en el día de Nuestra Santa Madre.

4 comentarios:

Christi Passio dijo...

Me gusta lo del "priorato del darro", aunque me gusta mas la caballa en salsa almendras. Buena entrada, hermano. Muy buena. Lo que significa la Granada es que la Imagen esta que sostiene al niño, es sin duda la Virgen de las Maravillas, porque el río que se ve de fondo es el Darro. Y los personajes que se interpretan en dicho cuadro también son de la hermandad. Ahí tenemos a Manué Lasala y Luis Carlos Oriol con los pelitos largos y sujentando la corona. Paquito Molina ofreciendo el libro y David la tinta, y el personaje que aparece abrazando a estos dos, bien podia ser el "shumaker" por ser un ente de sexo ambiguo y/o desconocido.

No nos cabe na a los de la Ilusión. Un abrazo a todos

REDACCION DCD dijo...

Vale pisha, pero no les tanta caña a Schumi, pobretico mío.

Mª del Mar Peña dijo...

La granada es un símbolo muy común en el renacimiento, asociado a la realeza, al dolor, a la fecundidad, a la feminidad, a la entrega, a la Pasión, al sacrificio, a María en sí misma y a la Resurrección. Por eso me expandí tanto en el artículo del nuevo manto de la Virgen de las Maravillas, y eso que me daba para tres folios más... un abrazo.

REDACCION DCD dijo...

Muchas gracias por tu precisión Mª del Mar. Por mi parte solo pretendía hacer una modesta crítica a las novelas tan populares hoy día en las que las grandes teorías conspirativas (y si van contra la Iglesia mejor) tienen tanto predicamento, y que a la sazón, son tan numerosamente leídas como deplorables en lo literario y pueriles en la documentación.