miércoles, 12 de noviembre de 2008

La banda sonora de mi Hermandad

No hace muchos años, uno de los músicos de la Asociación Musical San Isidro, comenzó a componer marchas procesionales y tuvo a bien acordarse de María Santísima de las Maravillas. Lo que comenzó como una de tantas iniciativos musicales que, seamos francos, en la mayor parte de las ocasiones acaban olvidadas en un cajón, caló hondo entre todos los hermanos. La acogida el día del estreno ya fue buena, pero su interpretación en la calle terminó de convencer a todos los hermanos y pasó de ser una marcha dedicada a María Santísima a ser LA MARCHA de las Maravillas.

A pesar de que los fenómenos discográficos sevillanos no se hayan eco de esta partitura, la gente la reconoce, se ha convertido en un hecho consumado de la hermandad y todo el mundo espera escucharla cuando las Maravillas atraviesa un dintel. Es muy habitual escuchar a cualquier hermano silbándola o tarareando entre dientes mientra procede al montaje de un altar. Es la sintonía que incluso se tararea de forma colectiva (a voz en grito entonces) cuando las convivencias llegan a altas horas y los fresquitos van pasando de las palabras a los hechos.

En definitiva, que Víctor Ferrer no sólo tuvo el detalle de dedicar una marcha a María Santísima de las Maravillas, sino que tuvo además el acierto de convertirla desde un primer momento en la banda sonora de la Hermandad. Ya es imposible que la Asociación Musical San Isidro pase por San Pedro y se escape de tocarla. Incluso en los conciertos, cuando está fuera de programa, los hermanos se revuelven inquietos en sus asientos hasta que no escuchan sus primeros compases. Eso amigo Víctor, pasa porque estoy convencido de que ese pentagrama no fue rellenado con notas musicales, fue rellenado con latidos de tu corazón.

Hay otra obra estrenada, también de un músico armillero de nombre Víctor, y de apellido Rodríguez en este caso. Se llama "Maravillas por el Darro" y cada vez que la escucho me gusta más. Se escuchará a buen seguro un domingo de abril por esa calle, que paralela a un río, es el nervio que cose al Albaycin y a la Alhambra para ser en sí misma el resumen perfecto de la magia de Granada, sobre todo cuando María Santísima pasea por allí.

En el video de más abajo, a pesar de que la fastidiamos un poco los de abajo (cuando se echa el izquierdo por delante para pasar el cancel no hay quien domine el palio), se puede ver como el acoplamiento es perfecto.

2 comentarios:

Guillermo Padilla dijo...

Grandiosa marcha. Yo por mi sonaría en todo el recorrido oficial, de manera que la gente identifique esa marcha con nosotros y a nosostros con esa marcha, como pasa por ejemplo con todas las marchas de La Macarena. Espectacular.

Anónimo dijo...

Los días 15 y 16 de Noviembre la BMMO, Banda Municipal de Música de Ogíjares, grabará en directo diez marchas de procesión que se recopilarán en un CD que saldrá a la venta en el próximo año. Con esta iniciativa la BMMO se estrena en su primer trabajo discográfico que recoge composiciones de grandes compositores de la ciudad como son los maestros José Faus y Francisco Higuero, junto a las últimas composiciones del granadino Víctor Manuel Ferrer y del propio director de la Banda Luis Castelló Rizo: La Dolorosa de Hellín, Cristo de los Toreros, La Entrada de Jesús en Jerusalén, Sanctum Lignum Crucis, En el Cielo de tus Ojos, Dulce Nombre de María, Mi Amargura, Expiración, Sale la Virgen de las Maravillas, y Santísimo Cristo de la Expiración de Ogíjares.