miércoles, 3 de septiembre de 2008

El otro Guille


Si no hace muchas fechas reconocíamos y agradecíamos la labor de Guillermo Padilla, hoy vamos a resaltar la del "otro Guille", aunque no es que haya uno genuino y otro no, es que ha dado la casualidad que si buscamos a las personas que conforman el alma de nuestras cuadrillas, al llegar a la del palio nos sale este nombre.
Guillermo Sierra es la antítesis de su tocayo Padilla. Si del Sr. Padilla decíamos que su virtud es la compostura, la de Guille Sierra (más conocido como ErGuille) es la extravagancia. No obstante el resultado es el mismo aunque por otros cauces: personas que tiran del carro, que miran por el colectivo, y que son referencia de los demás.
¡Que vamos a decir de este individuo!, pues que lo más dificil en el trato es conseguir que esté de mal humor. Siempre le saca punta a todo, siempre está de un exasperante buen humor, pero sobre todo, que siempre está para darle consejos, ánimos y apoyar a los que vienen, e incluso, cuando su capataz lo atraviesa con la mirada, hasta de ponerse en pose seria y formal dando ejemplo a todo el mundo.
Ha sido uno de los responsables directos del cambio a costal en la cuadrilla a causa de sus tintes de pelo imposibles... así con el costal no hay forma de adivinar de que color se lo ha teñirá el próximo Domingo de Ramos.
Fiel a su gente de negro y a sus compañeros, pero sobre todo fiel a Ella, para el que escribe es el ejemplo perfecto de la combinación entre devoción por su Titular y afición por el trabajo costalero.
En resumen, que te queremos Guille.

2 comentarios:

Guillermo Padilla dijo...

Gran persona, sigue así tocayo

Sitogr dijo...

1 abrazo para los dos guilles, grandes personas y grandes costaleros. me tomaré nota lo de entrenar con ritmos costaleros, en la playa de vez en cuando, hay que echar mano del móvil y poner algun temita semanasantero para quitar esa nostalgia que viene.

1 saludo