domingo, 3 de agosto de 2008

Mantenimiento en clave cofrade

Ahora llega el verano y tendemos a abandonarnos en el ocioso placer de yacer panza arriba en la playa con el acompañamiento de un fresquito tinto de verano, para más tarde, sobre todo por la noche, sucumbir ante el espeto, la barbacoa y la tablita de ibéricos en una fresca terracita. En resumen, a hacer el vago y cebarnos malamente.
Para los que quieran mantener su forma física sin perder la clave cofrade, ahí va un video-consejo.

1 comentario:

Guille Padilla dijo...

Sacar pasos cansa bastante menos que eso. Que horror.