lunes, 19 de mayo de 2008

Esto sí que es fuerza de superación por amor

Os preguntaréis ¿qué tiene esto que ver con la costalería?
Probablemente nada, o mucho, según se mire.
Muchas veces nos entregamos con autocomplacencia y un puntito de fanfarroneo a las historias de superación personal y colectiva que se suceden bajo un paso. Cuando los kilos aprietan y ya no hay fuerzas para más, el simple aliento de un compañero, alguien que nos recuerda lo mucho que queremos al Hijo de Dios o a su Bendita Madre, nos hace sacar fuerzas de donde no las hay y llevarlos hasta Su casa con una entrega y dignidad inenarrables.
Estaba dándole vueltas a estos temas cuando por casualidad cayó en mi monitor esta historia en forma de vídeo. Tras verla llorando como un descosido por la emoción me dije: esto hay que compartirlo con mis hermanos.
La historia es la siguiente: un corredor habitual del Ironman (triathlon australiano de extremada dureza) soñaba con retirarse de la prueba corriendo con su hijo. Pero su hijo nació con parálisis cerebral y él decidió que eso no iba a ser un obstáculo. El amor por su hijo le llevó en volandas durante años de un tremendo entrenamiento hasta que sucedió lo que podéis ver más abajo.
Cuando en cualquier aspecto de la vida penséis "no puedo", acordaros de este video, seguro que pensáis como el chaval, PUEDO (CAN)
Disfrutadlo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Esto si es espiritu de superación. Querer es poder.

Sitogr dijo...

impresionante, todavía estoy sin palabras. Espíritu de superación, bondad, amor, fe, ...todo lo que representa este hombre es increíble. Verdaderamente todos tenemos que aprender mucho de él, y comparar que a veces nuestros problemas no lo son tanto, o que la mejor manera de sobreponerse es aceptarlos y seguir viviendo de la mejor manera posible. También recomiendo buscad en youtube: protector solar, otro video de un canto a la vida y a la superación personal. Un saludo.